El fin del Imperio Romano y el Cristianismo.

01.12.08

Permalink 20:19:32, por Wallenstein Email , 2754 palabras, 16079 views   Spanish (ES)
Categorías: HISTORIOGRAFIA

El fin del Imperio Romano y el Cristianismo.

Este articulo aparecio originalmente en La Torre Atalaya el pasado 24 de junio de 2005.

__________________________________________________________________________________________
A raíz de las polémicas declaraciones del Doctor Polaino y del posterior desmarque del PP se ha demostrado la falsa neutralidad de muchos científicos" ya que dejan que sus opiniones ideológicas o religiosas, condicionen sus conocimientos científicos, cuando una de las características del saber científico debe ser precisamente la neutralidad.

Acompañando estas polémicas declaraciones, desde diversas bitácoras como Memed el Flaco o la bitacora la Crispacion de Informativos Tele5 se anunciaba que en la revista Epoca se escribía la siguiente frase en relación con los matrimonios homosexuales:

“Tres factores incidieron en el desmoronamiento del imperio (romano): la baja natalidad, el aborto y las prácticas homosexuales. ¿La historia se repite?". (No ponemos el enlace directo a dicho texto puesto que no lo hemos encontrado en la web de época, por lo que nos basamos en las bitácoras que han referenciado dicho texto)

Por tanto, partiendo de la base que este texto ha aparecido en Epoca y ya que defiende el principio de autoridad del doctor Polaino, suponemos que aceptaran los principios de autoridad de los autores que citaremos en este articulo, donde se muestra que la homosexualidad no fue la causa de la caída del Imperio Romano y si fue uno de sus factores la Iglesia Católica. Si no saben de Historia, que no hablen, de la misma forma, que los demás no hablamos de psicología. Empecemos pues.

El eminente medievalista José Angel García de Cortazar (hoy día el Bajo Imperio o el Tardo Imperio es campo de estudio de los medievalistas) sitúa con la muerte de Marco Aurelio en 180 en Viena el comienzo de lo que tradicionalmente se ha hablado como Crisis del Siglo III.

Pero el fin del Imperio Romano, no solo fueron los bárbaros que presionaban cada vez con mayor fuerza sobre el Limes o frontera. La política defensiva desde la muerte de Trajano pondría en peligro la estabilidad económica del Imperio, que comenzaría a cobrar fuerza, como hemos dicho, durante el gobierno de Cómodo.

Por tanto a los problemas puramente militares, se añadieron una serie de factores internos, que el profesor García de Cortazar relaciona con los escasos recursos del Imperio para mantener ese ejercito defensivo, el ineficaz sistema fiscal, la necesidad de emitir mas moneda, por lo que se fomentaría la inflación ocasionando por tanto un daño a la producción de productos y al consumo, de tal manera que mientras que el consumo y la demanda de productos crecía, la producción se iba reduciendo por lo que el precio de los productos aumentaba y muchos campesinos buscaron la protección y el patrocinio de los Grandes Señores para evitar la creciente presión fiscal. Esto a su vez provoco una creciente ruralizacion de la sociedad romana por la escasez de producción y la creciente presión fiscal que se agravaba sobre quienes permanecían en las ciudades.

A todo esto tenemos que añadir que poco a poco, la ficción del poder senatorial dejo de tener sentido y esto acabo desembocando en un gobierno “absolutista” por parte del emperador, que comenzaría a ser denominado Dominus.

Teniendo este enmarque de crisis económica y social por la ruralizacion, la caída de la producción y el agobio fiscal, hará que la cultura romana entre en retroceso, por lo que se daría un auge del tradicionalismo además de cuestionarse cualquier atisbo de racionalismo desde el campo cada vez mas “conservador” y mas ignorante, que se plasmaría por un lado en la adopción de ritos de origen oriental, alejados del Estoicismo y del racionalismo romano.

Es en este momento, cuando el Cristianismo, como un rito oriental mas (Judaísmo y Cultos Mistericos como los de Mitra y Cibeles) cogerá cada vez mas fuerza. En Roma convivieron prácticamente todo tipo de cultos, dándose una convivencia tradicional entre todos estos, por el carácter multietnico de Roma. Sobre todo este conjunto de dioses, que muchas veces eran los adoptados de otros pueblos aunque con otros nombres, estaba el Culto Imperial, que tenia una preeminencia social al ser un culto homogéneo en todos los territorios del Imperio, siendo mas un elemento de unificación y de promoción social, que un verdadero sistema religioso.

Si hemos hablado de García de Cortazar como eminente medievalista, no podemos dejar hablar del profesor Gonzalo Bravo, que ha realizado una magnifica obra para los estudiantes de Historia (personalmente uno de los mejores manuales y libros manejados de todos los que consultamos a lo largo de toda la carrera ) en su “Historia del Mundo Antiguo. Una introducción critica.” En este excelente libro (recomendamos sobre todo la edición antigua de Alianza de 1995, ya que en las nuevas ediciones, se han recortado capítulos para hacerlos mas asequibles a los nuevos estudiantes) plantea el ilustre profesor, que el Cristianismo fue “causa” del declive de Roma, recogiendo una serie de planteamientos expuestos por otros autores y fundamentando en la investigación historiográfica su exposición.

Para el profesor Bravo el Cristianismo es una causa mas, como elemento de disgregación de la sociedad romana tradicional, ya que en vez de unir, separo como se ve en el enfrentamiento “Paganismo – Cristianismo”. Como cualquier estudiante de Historia sabe, ningún proceso histórico se debe únicamente a una causa. Esta disgregación social se dio en un contexto de decadencia no tanto moral pero si política y administrativa, que acabo por apuntillar a Roma, aunque no admite ya la dicotomía tradicional entre causas internas / externas.

Veremos como nos dice don Gonzalo, que en el siglo IV sobre todo, convivieron dos sistemas sociales antagónicos. Por un lado el tradicional pagano y por otro la nueva sociedad cristiana que estaba apoyada por la organización eclesiástica, que acabo apoyando ideológicamente a los nuevos emperadores filocristianos.

Si el Cristianismo inicialmente se había difundido entre esclavos y miembros de los grupos sociales mas desfavorecidos del Imperio, en estos momentos, comenzaría a penetrar entre mas amplias capas sociales debido al irracionalismo creciente por el clima de crisis tanto general como cultural.

Si el resto de las religiones romanas solían ser incluyentes, es decir, que no restringían ninguna otra manifestación externa o interna de devoción a otros cultos, el Cristianismo fue excluyente, ya que solo se creía en Dios, por lo que no rendían culto al Emperador los primeros cristianos y fueron perseguidos en diversos momentos históricos. Con la pujanza del Cristianismo, se romperá parte de la cohesión interna de Roma. Como decíamos, el Cristianismo inicialmente se difundió entre los mas desfavorecidos, pero según crezca su influencia, se comenzaría a dar entre sectores sociales mas importantes, muchas veces entre los escasos habitantes de las ciudades, mientras que el campo siguió siendo un reducto del Paganismo debido a esta mayor irracionalidad. Muchos romanos paganos y cristianos desde el siglo II, se educaron en las mismas escuelas y se aprovecharon de la decadencia del Paganismo oficial para impulsar su nueva Fe. Debemos señalar que para estos primeros autores apologetas, el Cristianismo no solo era una religión. También era una corriente filosófica en la que se fueron incardinando elementos del Platonismo, del Aristotelismo y del Estoicismo, siendo Dios según esta perspectiva, no solo el Redentor de todos nuestros pecados, sino también la manifestación de la Razón divina.

El Cristianismo, a pesar de no ser muy popular entre la oligarquía, cada vez contó con mayor apoyo entre la intelectualidad de la época, como Origenes y Clemente, que en la escuela de Alejandría, se dedico a realizar una serie de comparaciones en clave alegórica entre grandes personajes de la Historia Sagrada y la Historia de Roma. Lactancio (240 – 325) en “De mortibus persecutorum” nos habla de la desgracia y las lúgubres muertes de quienes atacaron a la Iglesia

Por tanto, podemos señalar que el Cristianismo fue un elemento que en vez de ayudar a cohesionar a la población de la época, la separo, a saber, habitantes del campo frente a la ciudad, oligarquía ciudadana frente a otros grupos urbanos. En vez de fortalecer la sociedad, ayudo a fracturarla.

A pesar de todos estos elementos negativos que hemos expuesto sucintamente, debemos señalar que hubo diversos intentos para salir de esta grave situación de inestabilidad política y militar, social, económica e incluso moral, por la fractura social entre Cristianismo y “Paganos”. Estas soluciones se plantearon en la línea de reformas administrativas, militares, un aumento de la presión fiscal, los intentos por estabilizar la moneda e incluso intentos por mantener un sistema moral que ayudase a la recuperación del Imperio.

Frente a estos proyecto, hubo una larga lista de emperadores, sin que salvo casos concretos, pudieran llevar a cabo grandes proyectos, salvo quienes directamente se les podría considerar como locos o demagogos. Excepciones a estos fueron por ejemplo Diocleciano con su Tetrarquia, Constantino o Teodosio.

Según se avanzaba en el Bajo Imperio la moneda perdió interés siendo casi la única base de la riqueza la posesión y el control de las tierras. En palabras del profesor García de Cortazar, la razón por la que las ciudades no dejaron de existir fue por el Cristianismo, asentándose en estas los obispos y una vez que los diversos concilios fijaron que era ortodoxo y que era herético, será a partir de las ciudades desde donde se dé la ofensiva cristiana frente al campo, reducto del paganismo.

En este contexto de cristianización de los paganos, se rompió uno de los principios que se había dado en Roma y que era la tolerancia de cultos siempre que se respetase la figura del emperador. Por tanto la homosexualidad no será quien rompa los cimientos morales de Romo y si como dice el eminente don José Angel, “La expansión cristiana, asegurada por el abandono de las ciudades por sus primeros fieles y su inserción en el campo, desequilibraba el edificio moral del Imperio ... Para comienzos del siglo III, los términos de la situación religiosa del Imperio eran inequívocos: enfrentamiento entre el Cristianismo y la amalgama sincretista de cultos importados y ritos ancestrales”.

Teniendo esta división del Imperio y viéndose el fracaso de las persecuciones que se dieron finalmente con Diocleciano en el 303, con Constantino, que solo se convirtió al Cristianismo en su lecho de muerte, decidió apoyarse en la organización del Cristianismo, para articular a la sociedad romana frente a los problemas externos e internos. En el 313 se concedía a los cristianos la libertad de culto, siendo una religión mas en estos momentos, aunque gozase de cada vez mas apoyo entre los dirigentes.

Sin embargo esta tolerancia fue mantenida también para otros cultos. Constantino mantuvo la tolerancia hacia los símbolos paganos llegando incluso a levantar estatuas y altares paganos, quizás debido a que desde el Senado, se mantenía cierto apoyo al Paganismo, por razones ideológicas además de quizás por mantener una posición de cierta hostilidad hacia el nuevo amo de Roma.

Con esta libertad de acción y sin tenerse que ocultar en ninguna catacumba mas, pudieron reforzar sus posiciones y en 325, el mismo Constantino en el Concilio de Nicea, apoyo la ortodoxia cristiana. Será con Teodosio en 380 cuando el Cristianismo era la religión oficial de lo quedaba del Imperio. Edward Gibbon, diría en el siglo XVIII en referencia a la decadencia de Roma como “el triunfo de la barbarie y la religión”. A partir de Constantino iremos viendo una serie de medidas legales que perseguían a los cultos nos cristianos hasta llegarse a la decisión de Teodosio, dándose expropiaciones de los bienes de los templos que se mantenían en el paganismo.

Sin embargo entre ambos emperadores, nos encontramos un intento de volver a la situación anterior, de intento de restauración del Paganismo frente a una religión excluyente como la veían muchos romanos, como se dio con Juliano en 362, que defendía el sincretismo religioso. Con este emperador, se dio una política de devolución a sus legítimos dueños de los bienes incautados por la administración, además de dejándose sin efecto la legislación antipagana, pero sin darse una persecución, al menos de forma directa ni sistemática contra los cristianos. Con Juliano se ataco al Cristianismo intentando fomentar las querellas internas dentro de la Iglesia, al admitir las herejías. Intento desarrollar un monoteísmo pagano que sirviera de contrapeso a la creciente influencia cristiana en todos los ámbitos. Finalmente recurrió a medidas anticristianas como las multas a quienes no participasen en los cultos paganos o la creación de un impuesto para los cristianos.

Su muerte en campaña contra los persas (vemos de nuevo como se intento revitalizar al Imperio con el Paganismo y la lucha contra un enemigo exterior) sin embargo trunco este intento sincretista. La leyenda dice que dijo al morir “Venciste Nazareno”. Con la muerte de Juliano, llamado el apostata por sus enemigos cristianos, también moría el Paganismo.

Por tanto, la caída del Imperio fue debida por un lado al conservadurismo económico que no mejoro las condiciones de trabajo ni busco nuevas técnicas de cultivo ni nada similar, sin reinvertirse las grandes rentas y confiando en la mano de obra esclava, que con el tiempo fue un bien escaso, una vez que las campañas expansivas se acabaron y se convirtió Roma en un Imperio a la defensiva, perdiéndose la principal fuente de esclavos, además de no generarse beneficios económicos por el saqueo de nuevas regiones controladas. Será la tierra por tanto la principal y casi única fuente de riqueza y será tal, que cuando haya comenzado la crisis, los grandes señores latifundistas crearan en torno a ellos pequeños “estados” capaces de suplantar a la autoridad imperial, siendo para muchos autores, un precedente del feudalismo.

Por el otro lado, serán todas estas causas morales religiosas e ideológicas, las que ayudaran a romper a la sociedad romana desde el interior, debilitando al Imperio en el momento de máxima presión de los pueblos bárbaros.

Como conclusiones podemos plantear en palabras de otro eminente medievalista, el profesor Emilio Mitre (que estudiante de Historia no ha estudiado con su manual) que la decadencia de Roma fue el conjunto de una serie de causas externas, refiriéndose casi en exclusiva a la creciente presión de los distintos pueblos bárbaros junto con una serie de causas de carácter endógeno, como fueron la crisis institucional, la decadencia económica y moral – religiosa (causas ideológicas del profesor Gonzalo Bravo) que ya hemos señalado con enfrentamientos entre Paganos y Cristianos.

Ningún autor plantea que la homosexualidad fuera una de las causas de la caída de Roma, mas aun cuando todos los grandes generales y políticos tenían cierta tendencia a la homosexualidad. Parece que si es cierto que alguien en Epoca escribió la frase ya señalada, de Historia sabe mas bien poco, porque no se ha leído ni un manual. Esperemos que los defensores del principio de autoridad y del prestigio académico del doctor Polaino, no pongan en duda el de los autores aquí citados.

BIBLIOGRAFÍA:

BRAVO, G.: “Revolucion y Spatantike”: problemas de método en el análisis histórico de la sociedad Tardorromana”, Zephirus, 26 – 27, 1976, pp. 443 – 454.

BRAVO, G.: Historia del Mundo Antiguo. Una introducción critica, Madrid, Alianza, 1995.

GARCIA DE CORTAZAR, J.A. , VALDEÓN BARUQUE, J.: Edad Media, Madrid, Najera, 1987.

GIBBON, E.: Historia de la decadencia y caída del Imperio Romano.

MACMULLEN, R.: “Enemies of the Rome Order” Cambridge Mass, 1966.

MACMULLEN, R.: ”Corruption and the decline of Rome”, Yale, 1988.

MITRE, E.: “Descomposicion del orden romano (siglo IV). El Cristianismo” en CLARAMUNT, S.; PORTELA, E.; GONZALEZ, M., MITRE, E.: Historia de la Edad Media, Barcelona, Ariel, 1995, pp.7 – 13.

SÁNCHEZ SALOR, E.: “Polémicas entre paganos y cristianos, Madrid, Akal, 1986.

Saludos a todos.

Dirección para hacer trackback a este post:

This is a captcha-picture. It is used to prevent mass-access by robots.

Please enter the characters from the image above. (case insensitive)

Comentarios, Trackbacks, Pingbacks:

Comentario de: Numa Pompilio [Visitante] Email
He disfrutado mucho leyendo este artículo. No voy a hacer ningún comentario a ello, ya que conozco mis limitaciones. Tan sólo un apunte sobre la moral o tal vez el ánimo romano. Dice Horacio en sus Odas (Libro III - 6, 44 a 48) "Damnosa quid non inminuit dies?/aetas parentum, peior avis, tulit/nos nequiores, mox daturos/progeniem vitiosiorem" (¿Qué no degrada el pernicioso día? Nuestros padres, peores que nuestros abuelos, nos engendraron más depravados, y nosotros daremos una progenie aún más incapaz), ya en el 23 a.C. Nos encontramos con un sentimiento de pérdida de valores que, junto con la creción de un gran imperio, irán llenando las mentes de sus moradores de todo aquello que parezca seguro para el ánima. Tácito, dos siglos más tarde, mantiene ese sentimiento de decadencia, de fatalidad, a asumir irremisiblemente, disimulada con la ironía y el sarcasmo. Ortega en su "Rebelión de las Masas" ya subraya lo común del sentimiento de "venir a menos", aquello de "todo tiempo pasado fue mejor", por lo que fijaba sus esperanzas para el s. XX con ese sentimiento de "ir a más", que pareció inundarlo todo, hasta los años 30, claro. Durante los Austrias, se fueron sucediendo los "pasados perfectos" de los Católicos, luego de Felipe II, a medida que sus sucesores se veían más incapaces de dominar su tarea, o a los que tenían al lado. Parece que imperio, mejora económica, pérdida de valores tradicionales, con la asunción de unos nuevos, es todo uno. Aculturación y decadencia. Lo que nos hace grandes es a la vez lo que nos mata. Sin embargo sigo fiel a la máxima de Lampedusa en el Gatopardo:"es necesario que todo cambie, para que todo siga igual", creo que resume el gran cambio, que no fue tanto, que supuso el cristianismo aglutinante de Roma.
PermalinkPermalink 03.12.08 @ 22:20
Comentario de: Jose [Visitante] Email · http://josemoya.blogspot.com
Precisamente el otro día leía en "National Geographic Historia" un artículo dedicado a Gibbon, autor que citas en tu bibliografía, y que recogía esa misma idea. Como profano en historia, siempre me gusta leer textos instructivos como el tuyo.
PermalinkPermalink 09.12.08 @ 20:06
Comentario de: Wallenstein [Miembro] Email
Numa Pompilio me alegro que te haya parecido interesante el articulo. Tambien conozco mis limites y cuando veo expresiones en latin, me acuerdo del Instituto. Es cierto que cada generacion considera que la anterior era mejor, que se vivia mejor, que se era mas culto, mas trabajador, etc. En el momento en el que el Cristianismo se hizo religion legal y finalmente oficial, se acabo convirtiendo en un poder mas, que buscaba por todos los medios el perpetuarse. Que razon tienes.
Jose pues muchas gracias por la referencia que desconocia y aun mas gracias por tus palabras acerca del mismo.

Muchas gracias por vuestra visita y participacion.
Saludos a Numa Pompilio y a Jose.
PermalinkPermalink 13.12.08 @ 20:13

Hacer comentario:

Tu email no se mostrará en la página.
Se mostrará tu URL

etiquetas XHTML permitidas: <p, ul, ol, li, dl, dt, dd, address, blockquote, ins, del, span, bdo, br, em, strong, dfn, code, samp, kdb, var, cite, abbr, acronym, q, sub, sup, tt, i, b, big, small>
(Saltos de línea se convierten en <br />)
(Set cookies for name, email and url)
(Allow users to contact you through a message form (your email will NOT be displayed.))
This is a captcha-picture. It is used to prevent mass-access by robots.

Please enter the characters from the image above. (case insensitive)

Resumen de Reflexiones

Bitácora resumen de todas las anotaciones aparecidos en el conjunto de bitácoras de Reflexiones de un Modernista. Será un espacio de reflexiones del ámbito político, económico, social, educativo, histórico y cultural, tratándose cualquier tema que sea menester.

Octubre 2014
Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
 << <   > >>
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31    

Buscar

Categorías

Resumen de Reflexiones

Reflexiones

La Torre Atalaya

Enlaces

Historia Militar

Historiografía

Reflexiones Sonoras

PELOTON BRAVO

Archivos

Elegir skin

Linkblog

b2evolution

ENLACES

Otros

Contacto

XML Feeds

What is RSS?

Who's Online?

powered by
b2evolution

Design by maty.